Empezar de nuevo con esperanza

Domingo XXVI del Tiempo Ordinario

 Hoy es el domingo vigésimo sexto del tiempo ordinario. (…) La liturgia y la fiesta de Granada nos invitan a tomar en consideración nuestra vocación cristiana: que todos caigamos en la cuenta de que es peligroso creernos de los buenos: No somos buenos porque saquemos a la Virgen por las calles, sino que la sacamos porque queremos ser mejores personas, mejores ciudadanos, mejores cristianos.

  En estos días se ha abierto el año judicial, se está abriendo el año académico, también comienzan las actividades políticas en los Parlamentos. Todo nos lleva a pensar que las cosas pueden renovarse, pueden ser de otra manera. También nosotros podemos empezar de nuevo con esperanza.

  Queremos tener presente en nuestra oración de esta noche a todos los que ya han llegado o está llegando a Granada, para iniciar un nuevo curso académico en la Universidad. También a ellos les llama el evangelio de hoy a no escandalizar, a “profetizar”, a moverse según el Espíritu de luz y de fortaleza que el Señor les comunique.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Moniciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s